15 de enero de 2007

Desafíos y tendencias de la prensa en Internet

Muchos han sido los cambios y avances que ha experimentado la prensa en Internet. Desde que en 1994 el periódico californiano Palo Alto Weekly se convirtiera en el primer medio en aparecer regularmente en la Red, mucha ha sido el agua que ha pasado bajo el puente de un medio de comunicación tan dinámico. De ser en un primer momento solo textual y gráfico, esta nueva manera de hacer periodismo se ha ido convirtiendo en cada vez más hipertextual, interactiva y multimedia.

Así en este año que acaba de empezar podemos decir que la prensa en Internet va definiendo mejor su propia personalidad y se va convirtiendo en un medio que va tomando de sus tres antecesores sus cualidades esenciales. Del periódico, su profundidad en la información; de la radio, su instantaneidad; y de la televisión, las imágenes. Pero aún queda por hacer mucho más, sobre todo si consideramos que no todos los medios digitales están avanzando al mismo ritmo.

En 2006 vimos cómo algunas páginas fueron replanteando sus diseños y contenidos. Entre ellos destacaron The New York Times, Clarín y El País. Ellos y algunos como La Tercera de Chile, fueron apostando por producir más contenidos multimedia. Es decir darle mayor espacio a las fotografías, videos, y sobre todo la conjunción de dos o más medios, a través de los reportajes multimedia -en el caso de Clarín- y de slideshows, sobre todo en el Times. Esto antes inhibía a los medios por el problema del ancho de banda, lo cual hacía que el tiempo de descarga sea muy lento y por tanto intolerable para el lector.

Todos los diarios digitales en general han ido aprovechando la retroalimentación, es decir la participación del público. Esto ha permitido a los receptores o usuarios generar también su propio contenido con un espacio dentro del medio. Entre ellos tenemos a la sección denominada Ciudadano M, de la página de El Mundo. Algunos más audaces denominan a esto periodismo ciudadano, pero debo admitir que tengo mis reparos, pues si bien potencialmente todos estamos en posibilidades de generar contenidos, nadie como el periodista para hacer el trabajo de tratamiento de la actualidad.

De otro lado, los ingresos publicitarios han ido creciendo en la Red y según todas las proyecciones lo seguirá haciendo. Según la consultora PricewaterhouseCoopers, la inversión publicitaria en Internet crecerá a escala mundial a un ritmo del 12,9% anual hasta el 2010. En España, el año pasado los medios digitales recibieron 120,5 millones de euros (27,7% más que en 2004). En tanto que en Estados Unidos, entre julio y septiembre de 2006, las empresas en Internet ingresaron por publicidad 4.200 millones de dólares (33% más que en 2005). Los editores británicos son más optimistas, pues esperan conseguir el 40% de sus ingresos por publicidad en Internet en el año 2012. ¿Y en el Perú? Las cifras son irrisorias aún.

Otro tema importante y que ha hecho que los medios tradicionales –sobre todo los diarios- abran los ojos es el reconocimiento de que no se le puede dar la espalda a su par en Internet. El diario digital ya no es más parte de su imagen corporativa, sino es, como sucede en Estados Unidos, una fuente que les sirve para atraer nuevos lectores. Frente a esto, varios grandes diarios como Financial Times, The Guardian, The Times y el The New York Times han optado por la convergencia, es decir por integrar sus redacciones. Para ser más precisos, a ponerle fin a esa barrera invisible, pero muy marcada, entre la sección impresa y la digital. La caída -estrepitosa en algunos casos- de la circulación de los diarios impresos ha hecho reflexionar a algunos reticentes al cambio como The Washington Post, cuya edición impresa cayó en 3,3% (la más alta de todos los medios estadounidenses). Esto llevó a su director, Leonard Downie Jr, a decir que entre las tareas pendientes para maximizar la difusión del diario estaba la de consolidar su página web.

Los diarios electrónicos, y esto no es un descubrimiento, han crecido en los últimos años. Según la Asociación de Diarios de Estados Unidos (NAA, por sus siglas en inglés) en el tercer trimestre de 2006, 57 millones de personas –es decir, más de un tercio de los usuarios de Internet- visitaron las páginas web de los diarios. Esto representa un 24% más que en 2005. Incluso, para no perder atractivo publicitario, los periódicos norteamericanos han comenzado a contar a sus lectores digitales como audiencia.

Entonces, como hemos visto, el diario digital va dejando de ser “el patito feo” y como en el cuento va camino a convertirse en un gran cisne. Para ello, es cierto, falta mucho. Debemos recordar que la televisión sigue siendo el medio de comunicación de masas por excelencia.

Algunas cosas van quedando claras. Primero, que el periodismo en Internet viene ganando audiencia, pero esto no quiere decir que le quite público al medio impreso, sino que hay una audiencia cautiva y cada vez más en crecimiento en la Red. Más aún los jóvenes. Segundo, los criterios de convergencia, ayudan a que el medio impreso no solo atraiga más lectores para sí, sino que además permite aprovechar al máximo la información que en el papel no encuentra espacio. Recordemos que en Internet no hay límites para los contenidos, pero se mantienen los principios de claridad, sencillez y concisión. Tercero, la prensa digital es la síntesis de los medios antecesores y aprovecha las cualidades comunicativas de la Red para informar de manera amplia y completa sobre un acontecimiento de actualidad.

En 2007 de seguro aún habrá cambios en todos los medios. Veo con mucha satisfacción que el Perú también se sumará en breve a esta tendencia y dejará sus posición rezagada respecto a los medios digitales de la región. Pronto lo veremos. Es que no se puede vivir de espaldas a la realidad, cuando esta es dinámica y exige de los profesionales de la comunicación mayores capacidades. Otro gran desafío, en el que me incluyo, es el de preparar desde las universidades a periodistas que estén en capacidad de sortear estos retos. La prensa digital va dejando de ser una simple promesa para el futuro. Ya es el presente.

Ver más:
- El fin de la era de la prensa (ensayo de Juan Varela publicado en Periodistas21)

2 comentarios:

FrAnK dijo...

PROFESOR, ESTOY DE ACUERDO CON USTED CUANDO AFIRMA QUE NO HAY COMO EL PERIODISTA PARA SABER RECOGER Y ESCATIMAR QUE INFORMACIÓN DAR A CONOCER AL PÚBLICO, ASI COMO SU ORDENAMIENTO Y ANÁLISIS, SIN EMBARGO NO CREE USTED QUE EL PERIODISMO CIUDADANO, TIENE UNA IMPORTANCIA TREMENDA HOY EN DÍA, Y MÁS AÚN CREO QUE ESO LE AYUDA AL PERIODISTA PARA ENCONTRAR SINO PRUEBAS CONCRETAS Y VERÍDICAS, SI INDICIOS QUE LE AYUDEN A TOMAR UN RUMBO HACIA ALGUNA INVESTIGACIÓN.
POR EJEMPLO UNA SEÑORA QUE ESCRIBE EN UN BLOG QUE EL ALCALDE DE SU DISTRITO LE COBRA UNA CIERTA CANTIDAD DE DINERO A LAS MUJERES DEL VASO DE LECHE, CON LA FINALIDAD DE QUE ESTAS HAGAN Y DESAGAN EN EL MANEJO DE ESTE RECURSO SOCIAL.
SI BIEN ES NETAMENTE SUBJETIVO ESTA AFIRMACIÓN POR PARTE DE LA QUE ESCRIBE, BIEN EL PERIODISTA NO PODRÁ PUBLICAR ESTA NOTA, SIN EMBARGO LE RESULTARÁ BENEFICIOSO PARA CONTINUAR CON LAS IMNVESTIGACIONES HASTA LLEGAR A UNA CONCLUSIÓN PROBATORIA DEL CASO.

Edgar Cabrera Junco dijo...

Creo que la participación del público en la producción de la información es importante y valiosas en casos como el que expones. Mi único reparo y duda es en calificativo de "periodismo" a la generación de contenidos por parte de los usuarios de una web. Está bien, cualquier persona puede ser periodista sin haber estudiado en una universidad o instituto, pero por definición el periodista es aquel profesional de la comunicación que transmite información bajo ciertos criterios de manera objetiva (sé que este punto es polémico)sobre determinados acontecimientos. Como en todo, será cuestión de ver cómo se va dando todo esto.